Un Legado Familiar

Comparto contigo el Legado familiar que me acompaña

.

Doy Gracias a la Vida, que me ha dado tanto:

Me dio un Padre, Elmer Trujillo, que lo llaman «El Embajador del Cosmos», gracias a él entre en el maravilloso mundo de la Cosmobiología. Desde el año 1974 ha dedicado su vida a la ciencia de los astros. Desde que llego a Maracaibo éste ha sido su segundo hogar, su centro de investigaciones. El lugar donde cumple la misión de vida: enseñar a leer el gran libro del cielo. Por su consultorio han pasado unas cuentas personas. Desde el año 1975 imaginen cuantas cartas natales habrá hecho. Y aún sigue trabajando.

 

Gracias a la Vida, que me ha dado tanto:

Me dio la mejor Madre del mundo,  Eunice Salas, ella es la que necesitaba en esta vida. Es mi Maestra. Gracias a ella mi vida espiritual es el eje central de todo lo que hago. Su energía vital es la inspiración para seguir siempre adelante.  Gracias a ella encontré al Maestro Espiritual.  Su fuego Ariano es la fuerza que nos da ánimo. Ella es un ejemplo viviente del poder de la intención. ¡Gracias Madre!

Gracias a mis Hermanos, ellos son los compañeros de viaje de esta familia maravillosa. 

Juan sacó el carácter de nuestra Madre. Admiro su fuerza y determinación. Gracias por ser el Escorpión de la familia. 

Las Gemelas astrales Francys y Karina, cada una con sus talentos. Cuando se juntas son poderosas. Francys gracias por tus sonrisas, haces que estemos endorfinados. Karina gracias por tu pureza, nos recuerdas lo importante de ser como niños.

 Sergio, lo llaman cariñosamente el Truji. De él admiro su buen ánimo y muchas otras cualidades.  Gracias por ser buen amigo.  Sigue siendo mi consentido. 

 

 Lejos estamos de ser una familia perfecta, somos una familia que sobre toda las cosas, cree que, en «la unión está la fuerza».

 

Gracias a todos los ancestros que hacen parte de la luz y oscuridad de mi ser. Todos tienen su lugar. 

 

Contacto

4 + 15 =

Share This